Metiéndo la mano en Nitrógeno Líquido gracias al efecto Leidenfrost

Alguna vez te preguntaste ¿Qué pasaría si alguien mete la mano en nitrógeno líquido y la saca rápidamente?, pues simplemente no pasaría nada, aunque resulte difícil de creer debido a que en ese estado el nitrógeno alcanza una temperatura igual o menor a su temperatura de ebullición, que es de –195,8 °C.

Ahora te preguntaras: ¿Y porqué no pasa nada?, pues todo se debe gracias al “efecto Leidenfrost“.

El efecto Leidenfrost es un fenómeno natural en el que un líquido, (en este caso de nitrógeno líquido), al ponerse en contacto con una superficie que es mucho más caliente que el punto de ebullición del líquido, produce una capa de aislamiento de vapor que hace que el líquido empiece ha hervir rápidamente. Esta capa de vapor causa unas gotas de agua que se mueven erráticamente sobre la superficie durante cierto tiempo (evitando así congelar la mano del científico loco), hasta que finalmente el vapor desaparece.

Nota: Tenga en cuenta que aunque el procedimiento parece ser relativamente seguro en el vídeo, no intentes hacerlo en casa.

Imagen de previsualización de YouTube

3 comentarios en “Metiéndo la mano en Nitrógeno Líquido gracias al efecto Leidenfrost

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Bebiendo nitrógeno líquido | Usuario Digital

  3. Pingback: Bebiendo nitrógeno líquido [No lo intentes en casa]- Usuario Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *